Sin categoría

La guía definitiva para reparar el cabello dañado

Para lucir una melena de escándalo a veces recurrimos a procesos que pueden dañarnos el pelo: tintes, secadores y planchas, productos agresivos, lavados demasiado frecuentes… lo que irremediablemente puede conllevar un cabello seco, debilitado, apagado, que se rompe o encrespa con facilidad… Keep your hair on! Estás a punto de descubrir la guía definitiva para reparar el cabello dañado, con trucos y tratamientos hidratantes que le devolverán a tu pelazo la vida y el brillo que habían perdido. Y además, te presentamos una súper novedad en la gama de productos Batiste: ¿preparada para descubrirla?

¿Por qué se daña el cabello?

La queratina, que es la proteína más importante que encontramos en la composición del cabello (representa cerca del 90%) se considera la columna vertebral de éste. Por eso, en un cabello sano, la estructura de la queratina es fuerte y está bien unida, mientras que en el cabello dañado, muestra todo tipo de irregularidades.

Debes saber que hay determinadas acciones sobre tu melena que, a la larga, pueden causarle estragos. Veamos las más comunes:

  • No cuidar el pelo como se merece o de forma adecuada. Las prisas y el estrés no son buenos, ya que el cabello requiere ciertos cuidados periódicos que a menudo olvidamos: mascarillas nutritivas, exfoliantes capilares, cepillado diario, etc.
  • Lavarlo con agua demasiado caliente o con más frecuencia de la que necesita. En este sentido, el uso del shampoo en seco de Batiste te permitirá alargar los lavados incluso 2 o 3 días. ¡Pruébalo!.
  • Aplicar habitualmente fuentes de calor sobre el pelo. El secador a máxima temperatura y sin dejar una cierta distancia, la plancha del pelo o rizadores… son grandes enemigos de la salud capilar si abusas de ellos o si no proteges tu melena con sprays protectores.
  • Decolorarlo constantemente. Sí, sabemos que el hairstyle de arcoíris es super trendy y te favorece, pero no abuses de las decoloraciones porque vas a quemarte la melena, morena. Después de una decoloración, deja descansar el cabello durante una temporada.
  • Usar tintes (mechas, reflejos, luces, baños de color) con ingredientes químicos demasiado agresivos. Busca productos para teñirte el cabello que sean suaves y lo puedan cubrir bien de color sin estropearlo: ¡existen!
  • Abusar de tratamientos para el cabello que modifiquen su estructura: alisados, alisados progresivos, queratinas, permanentes, etc.
  • No seguir una rutina de cuidados en el pelo después del verano, con trucos para recuperar la cabellera tras exponerla al sol, la sal, el cloro…
Tratamientos para cabello

¿Cómo identificar un cabello dañado?

Un cabello con mala salud habla por sí solo. No hay que ser una gran experta en la materia para observar los signos más característicos de una melena castigada.

El pelo que ha sufrido daños en su estructura natural se ve feo y es más difícil de peinar. Si además, observas los siguientes indicadores…

  • Puntas partidas y/o abiertas.
  • Falta de brillo y luminosidad. El pelo está apagado y sin vida.
  • Textura áspera y tiesa, con tendencia a enredarse.
  • Cabello seco o sequedad extrema, sobre todo en las puntas.
  • Pelo quebradizo, frágil y débil, con tendencia a romperse o caerse.
  • Encrespamiento y/o electrificación. El pelo encrespado o con “efecto frizz” (la fricción del cabello cuando hay electricidad estática) es un verdadero quebradero de cabeza, ya que se vuelve indomable y termina dando un aspecto descuidado.

… no habrá lugar para dudas y deberás ponerte enseguida con un tratamiento para cabello dañado.

A la hora de elegir el tratamiento o solución, antes deberás identificar la fuente del conflicto. No es lo mismo nutrir (darle el alimento que necesita), que hidratar (recuperar el agua que ha perdido) o reparar (hacer que recobre su estructura y esté fuerte e inquebrantable), y en caso de que tengas dudas sobre tu cabello, es mejor que recurras a la sabiduría de un/a especialista.

Los mejores tratamientos para reparar el cabello dañado

A continuación te listamos algunos consejos y tratamientos para sanar un cabello castigado, deshidratado y sin luz. De todas formas, ten en cuenta que hay veces en las que el pelo está tan roto o quemado, que las soluciones que puedas adoptar tú en casa no son suficientes para recuperarlo y ponerte en manos expertas puede ser una buena idea, ya sea para hacerte un corte sanador o para realizar tratamientos específicos para el cabello dañado, según las necesidades de tu pelo.

1. Cuanto antes empieces, ¡mejor!

No lo dejes para más adelante ya que llegará un día en que quizás sea demasiado tarde y tendrás que cortar por lo sano. Si ya has detectado alguno de los síntomas que te hemos descrito para averiguar si tienes el cabello dañado: actúa, pon remedio.

2. Nuevo Strength and Shine: bye bye al cabello debilitado

Dentro de la gama de shampoos en seco Batiste Strength and Shine es la solución para quienes tienen el pelo opaco y sin fuerza porque tiene L-Arginina, un aminoácido conocido por fortalecer la estructura del pelo y darle brillo en segundos, además eliminando cualquier exceso de grasa.

Batiste Strength and Shine ayuda a proteger el cabello contra el estrés diario.

Resultado de imagen para batiste strength and shine

3. Usa productos específicos para cabellos dañados

Además del champú en seco Batiste Strength and Shine, hay otros productos que intervienen en todo el proceso de cuidado y lavado que son específicos para el cabello que ha perdido todo su esplendor: desde champús y acondicionadores formulados específicamente para sanar melenas castigadas, a sérums o aceites reparadores, mascarillas nutritivas que intensifiquen la hidratación,…

Tratamiento hidratación para cabello seco

4. Aléjate por un tiempo de las altas temperaturas en el pelo y huye de tratamientos agresivos

El calor que proporcionan stylers y secadores es altamente perjudicial para tu melena y más si ya la tienes dañada. Si no tienes más remedio que usarlos, no te olvides de aplicarte antes un buen protector térmico, que reduce hasta un 70% el efecto calorífico sobre el cabello. También va bien terminar el secado con aire frío, además de darle un respiro al pelo, sirve para fijar tu peinado.

Además, en fase de recuperación del cabello dañado, no debes recurrir a productos químicos para teñir, alisar, ondular…hasta que se encuentre en su estado habitual. Existen alternativas más respetuosas, ¡sólo tienes que encontrarlas!

5. Hazte una buena mascarilla reparadora en casa

Con ingredientes que tienes en casa puedes prepararte una mascarilla hidratante y nutritiva que puede dejar tu melena como nueva. Por ejemplo, si mezclas dos yemas de huevo, dos cucharadas de aceite de oliva y una taza de agua, obtendrás una masa uniforme que, aplicada durante media hora sobre el cabello seco, verás que al enjuagarlo te queda el pelo brillante, suave y más fuerte.

Mascarilla reparadora casera para cabello dañado

 

Seguro que con estos consejos, tu pelazo volverá a deslumbrar y a lucir sano y brillante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *